Buford Iglesia de Cristo
1135 Chatham Rd., Buford, GA. 30518   -   (678) 714-0472   ministro@bufordiglesiadecristo.org

Iglesia del Señor, Casa de Dios, Puerta en el Cielo

¿Qué puedo esperar de un Servicio de Adoración...?


La iglesia del Nuevo Testamento se reunía cada 1º día de la semana (Hechos 20:7). Su adoración fue especificada de acuerdo a la doctrina de los apóstoles (Hechos 2:42).

 Nosotros también queremos seguir el ejemplo de adoración que ellos nos dejaron. Así que los invitamos a que vengan a adorar a Dios y juntos seguiremos los pasos bíblicos que guiaran nuestra alabanza.

Cuando esté entre nosotros, estos son los simples pasos de adoración que usted mirara entre nosotros…

    • Lectura Pública de la Biblia (II Timoteo 3:16-17).
    • Nuestro alabanza es Acapela, la cual glorifica nuestra fe en Dios, Cristo, y el Espíritu Santo (Efesios 5:19; Colosenses 3:16; I Corintios 14:15; Hebreos 13:15; Filipenses 4:6).
    • Ofrecemos oraciones a nuestro Dios a través del Señor Jesús, las cuales consisten en oraciones de alabanza, agradecimiento, confesión de nuestros pecados, y peticiones de los asistentes (Efesios 5:20, 6:18; Romanos 12:12, 2 Corintios 1:11).
    • Nuestras predicaciones vienen de la Palabra de Dios (II Timoteo 4:2; Romanos 10:14-15; I Corintios 1:23).
    • Conmemoramos, cada domingo, la muerte, sepultura, y resurrección de nuestro Señor Jesús a través de la Cena del Señor (Mateo 26:24-30; Hechos 20:7; I Corintios 11:23-29).
    • Reflexionamos en las bendiciones que Dios nos ha dado y le traemos cada domingo a nuestro Dios una ofrenda monetaria la cual es voluntaria de acuerdo a nuestra prosperidad. La ofrenda monetaria es solo responsabilidad de los miembros y no de los visitantes. Sin embargo, si los visitantes desean cooperar su ofrenda será aceptable (I Corintios 16:1-2; II Corintios 8 y 9).
    • Al final de cada predicación existe una oportunidad de responder al mensaje de Dios con una invitación personal. Existen diferentes maneras de responder. Algunos responden a la invitación en busca de una oración (Santiago 5:16), otros se acercan arrepentidos de sus pecados, con la determinación en sus mentes de cambiar algún aspecto de sus vidas que refleje su compromiso con el Señor (Lucas 13:3; Hechos 17:30); o también con la determinación de convertirse en hijos de Dios a través del bautismo (Hechos 2:38; Romanos 6:3-7; Hechos 8:34-39; Marcos 16:16).

    Existen otros textos que nos hablan de cómo los primeros cristianos del primer siglo fueron enseñados a adorar a Dios. Nos daría mucho gusto estudiar con usted algunos de estos temas. Así que por favor, “contáctenos” para que podamos estudiar juntos.